Muchas son las noticias que han corrido como la pólvora por toda la red desde que el pasado día 18 de Junio Facebook presentara Libra, una stablecoin que estará basado en su propio blockchain (cadena de bloques) llamado ‘Libra Blockchain’, y que hace uso del protocolo ‘Byzantine Fault Tolerant’ (BFT).

Más adelante explicaremos las diferencias con el protocolo usado en blockchain en otras criptomonedas. Lo que intentaremos explicar en este post, lo más sencillamente posible, en qué consiste Libra, diferencias con otras criptomonedas, quiénes forman el conglomerado Libra Association, cuál son sus planes de futuro y la reacción por parte de multitud de controladores financieros.

En la presentación de Libra, Facebook explicó que, dicha criptomoneda ha sido creada de una forma que es “segura, escalable y fiable”, que su principal objetivo es el de proporcionar un sistema financiero allí donde la gente no puede acceder fácilmente a él, y que además permitirá hacer transferencias globales de dinero de forma sencilla con comisiones más bajas.

Para empezar, aclararemos que para que el valor de dicha criptomoneda, Libra, no sea tan volátil como el de otras, Facebook ha querido dotarla de carácter stablecoin.

¿Stable… qué?

Antes de continuar, explicaré brevemente lo que es una criptomoneda stablecoin y cuáles son sus diferencias con el resto de criptomonedas que actualmente existen en el mercado, como por ejemplo la famosa Bitcoin.

Una criptomoneda stablecoin no deja de ser una criptomoneda creada con la finalidad de que su valor permanezca estable y no sea tan volátil como pasa en el caso del bitcoin. Para mantener esta pequeña variabilidad en su precio de mercado, necesitan un backup de respaldo, es decir, Libra estará respaldada en su totalidad por la Reserva de Libra, una colección de monedas y otros activos que se usa como aval de cada Libra creada.

Por lo tanto, para cumplir con esta condición, Facebook ha formado junto a otras grandes corporaciones (Visa, Mastercard, Paypal…) lo que han denominado el conglomerado Libra Association con sede en Ginebra.

Libra Association

Libra3

Este conglomerado de grandes corporaciones constituyen los miembros fundadores (  aunque el creador y desarrollador de Libra es Facebook), y por tanto los responsables de que la reserva económica que hará que la moneda no fluctúe tanto en los mercados como el resto de criptomonedas. Aunque dicho conglomerado está basado en depósitos bancarios o fondos de monedas fiat (Euro, Dólar, Libra Esterlina, Yen…), aclaran que Libra no estará sujeta a estas divisas, sino que tendrá tasas de cambio variables, es decir, como cualquier otro tipo de divisa.

El objetivo, tanto de Facebook como de Libra Association, es querer equiparar su valor al de las principales monedas fiat, algo que ayudaría a conceptualizar la criptomoneda para usarla de una forma más natural entre sus usuarios.

Si estás pensando en unirte a esta asociación, debes saber que existen ciertos requisitos que necesitas cumplir como, por ejemplo, realizar una inversión de 10 millones de dólares (mínimo) en los llamados Libra Investment Tokens, que no dejan de ser como los tokens que ofrecen las ICO, con la diferencia de que el uso, en este caso, es privado.

Otros requisitos son:

  • Montar tu propio nodo
  • Línea dedicada de 100 mbps como mínimo.
  • Personal dedicado al mantenimiento del nodo.
  • Llegar a 20 millones de personas al año.

Las ONG’s o instituciones académicas estarán exentas de hacer la inversión inicial, pero estarán obligados a montar un nodo de validación y mantenerlo, que según el documento publicado por Facebook, tiene un coste anual de 280.000 dólares, debido a los fuertes requisitos de los que disponen dichos nodos. 

También comentan, en dicho documento, que las primeras versiones de estos nodos no será del todo descentralizado, ya que los nodos de validación con esos requisitos son solo para los nodos de “miembros fundadores”, pero que más adelante se descentralizará y lo abrirán para “gente que tiene Libra y tiene una participación en el ecosistema global” y sobre eso hablaremos en el siguiente bloque.

Así, inicialmente, Libra iniciará su actividad como una red que solo permitirá acceso a ciertos usuarios (algo así como una beta cerrada/privada) para, posteriormente, operar como «un verdadero servicio público», al que podrá acceder cualquier usuario según la Libra Association.

Byzantine Fault Tolerant

Bft

Así se llama el protocolo bajo el que funciona su propio sistema de blockchain (o cadena de bloques). Este protocolo se basa en el problema de los generales bizantinos (como ocurre en bitcoin) e impulsa el trabajo cooperativo, me explico:

Actualmente, en la mayoría de las criptomonedas como Bitcoin, los validadores (mineros ), trabajan de forma independiente compitiendo por crear bloques y recibir una recompensa por ello, pero en el caso de Libra, y aquí radica su mayor diferencia con el resto de criptomonedas, los validadores (mineros) trabajan en colaboración para definir el aspecto del siguiente bloque llegando a un acuerdo basado en un consenso de las dos terceras partes para añadir el bloque a la cadena de bloques y todo esto gracias al BFT (Byzantine Fault Tolerant).

Y es que, uno de los factores que limita la adopción de criptomonedas como sistema de pagos, es la lentitud en la que se validan las operaciones debido a sus sistemas de consenso como son la Proof of Work o Proof of Stake, sin embargo, Facebook ha desarrollado BFT con un algoritmo que está preparado para tener menos participantes en el consenso, eso sí, todos los participantes disponen de un mayor grado de confianza que en el resto de criptomonedas, lo que consigue que se mantenga un mayor rendimiento a la hora de procesar un número mayor de transacciones y que su validación sea muchísimo más óptima.

Esta característica del BFT implica una pérdida descentralización, ya que al final acabas dependiendo de un agente validador definido y no es la propia red quien  controla y valida cada operación, como ocurre en en el resto de criptomonedas.

Anonimato y privacidad

Uno de los temas que más preocupan a este nuevo sistema financiero es la gestión de los datos. ¿Qué pasaría con la privacidad y el anonimato?

Según Libra Association, la moneda de Facebook, contará con una app-monedero llamada Calibra. Una herramienta con la que poder separar los datos sociales de los financieros, y que permitirá a terceros desarrollar otros servicios aprovechando la Libra.

Pero para poder usar dicho monedero (Calibra), el usuario deberá identificarse con un documento oficial asociado al mismo que le identifique como dueño, y por tanto, perderemos algo que caracteriza a las criptomonedas como es el anonimato total al realizar cualquier transacción con ellas.

Según Facebook, el motivo de esto es que Libra quiere ser una moneda legal y evitar fraudes, aunque aseguran, para la “tranquilidad de los usuarios” que “la actividad de cada transacción será privada y no se hará pública”.

¿Y los organismos internacionales?

A los organismos internacionales les preocupa, y mucho, cómo supervisar un producto financiero que estará disponible en 2020 para 2.400 millones de usuarios (actuales usuarios de Facebook). De hecho, el primero en mover ficha en este sentido ha sido el Congreso de EEUU, que ya ha convocado a dos audiencias para evaluar los posibles impactos en los consumidores y los sistemas financieros de todo el mundo.

Paralelamente, voces críticas como Steven Mnuchin, Secretario del tesoro de EEUU, han comenzado a movilizarse en contra por el temor a que Libra empiece a ser usada para otros fines ilegales como el tráfico de drogas, personas o armas. O Jerome Powel, presidente de la Reserva Federal de EEUU, quien alegó en el congreso que “Libra plantea muchas preocupaciones serias con respecto a la privacidad, el lavado de dinero, la protección del consumidor y la estabilidad financiera”.

Ante dichas voces Facebook ya ha salido al paso a través con la ayuda del máximo responsable de Calibra, David Marcus, quien aclaró: “Sabemos que debemos tomarnos tiempo para hacerlo bien y quiero ser claro: Facebook no ofrecerá la moneda digital de Libra hasta que recibamos las respectivas aprobaciones y todas las dudas regulatorias estén aclaradas”, y añadió: “… la Asociación Libra espera a tener licencia, a que esté regulada y que esté sujeta a supervisión.” Además aclaró que: “debido a que la Asociación tiene su sede en Ginebra, será supervisada por la Autoridad de Supervisión de Mercados Financieros de Suiza».

Marcus, aclaró que la intención no es competir con las monedas nacionales ni sacar de la ecuación a los bancos centrales, «El lanzamiento de Libra está diseñado para ser un proceso abierto y sujeto al escrutinio regulatorio. Será la revisión más amplia, extensa y cuidadosa de la historia de las ‘fintech’. Aun así, algunos congresistas no acaban de fiarse y están considerando impulsar una ley que paralice Libra.

En definitiva, se abre un periodo bastante interesante en el panorama fintech y las criptomonedas. Ahora sí que sí, blockchain a venido para quedarse y prueba de ello es el interés de Facebook y todos los integrantes de Libra Association u otros bancos como BBVA que ya han empezado a desarrollar productos basado en Blockchain.

Y en este punto nos preguntamos: como empresa, ¿en qué nos afecta este nuevo sistema financiero a la hora de comprar y vender? ¿Pagaremos a Google Ads en Libra? ¿Cómo cambiará la pasarela de pago el nuevo sistema financiero? Seguiremos hablando de ello más adelante…

Links relacionados:

https://libra.org/

https://libra.org/es-LA/association/

https://libra.org/es-LA/learn-faqs/


Óscar Pedrero: Development Manager

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *