A partir de 2021 Autocontrol comenzará a exigir, a quienes realizamos colaboraciones con influencers, el uso de cualquier tipo de mención que haga visible que dicha publicación tiene contenido publicitario. Siempre que paguemos, o incluso regalemos productos a un influencer, sus publicaciones en sus redes sociales deberán mostrar que se trata de una colaboración con una marca.

Esto no es algo que nos pille desprevenidos, de hecho, es algo que se comenta desde hace un tiempo y que en otros países ya se ha implementado, habitualmente incluyendo una etiqueta como #ad. En España, poco a poco, estamos viendo cómo empiezan a incluirlo algunos influencers, sin embargo, a partir de enero, si no queremos arriesgarnos a pagar una multa, deberemos pedirle a nuestros colaboradores que lo indiquen.

Quizás es momento de acabar con el miedo que tienen algunas marcas a incluir esta etiqueta, y a verla con naturalidad como lo hacen los usuarios de redes, quienes siguen a estos perfiles sabiendo que este tipo de colaboraciones son habituales. Otro punto a favor de añadir un indicativo es que ayuda a dar reconocimiento tanto al trabajo que se lleva a cabo, como al formato publicitario que tanto beneficia a las marcas.

En relación a las colaboraciones de influencers, cada vez es más importante la elección de perfiles con criterio, con ética e integridad, perfiles que no acepten cualquier tipo de marca para su canal, sino que sean ellos también quienes eligen las marcas que representan porque creen en su producto y en sus valores. En este sentido, la elección de influencers para una marca se convierte en un proceso en dos pasos: encontrar el influencer que nos gusta, y gustarle al influencer.

Por eso es tan importante hacer una buena estrategia de influencers y una búsqueda exhaustiva de los perfiles. Estos influencers representan a la marca, a sus valores y los usuarios ponen cara a la marca a través de ellos, por eso en estas colaboraciones tiene que haber un gran feeling entre las partes que colaboran.

Cuando los influencers incluyan la opción “colaboración pagada con X”, (nosotros recomendamos esta opción porque es la más natural y menos intrusiva) los usuarios sabrán que ese es un trabajo y que también lo publicitan porque cobran por ello. No hay nada malo en reconocer que, al igual que ocurre en la televisión, está patrocinado por una marca. Además, fortalecerá a las marcas cuando aparezcan de forma orgánica, que se sientan más especiales y con ganas de contar con esos perfiles para próximos proyectos.

 

Aquí os dejamos el código de conducta sobre el uso de influencers en la publicidad: https://www.autocontrol.es/wp-content/uploads/2020/10/codigo-de-conducta-publicidad-influencers.pdf

 

-Ainhoa Labarta-